Nvidia se prepara para el batacazo del negocio del minado de criptomoneda

Uno de los temas de actualidad en 2017 y 2018, en el ámbito tecnológico, claro está, es el del minado de criptomonedas. Aunque este tipo de divisas digitales llevan años entre nosotros, en 2017 se produjo una explosión en el mercado que animó a muchos usuarios particulares, además de a otros más organizados, a adquirir un gran volumen de tarjetas gráficas para minar estas monedas como si estuvieran buscando oro en los ríos.

Las últimas tarjetas gráficas de Nvidia (las de la serie GTX 10) y de AMD (las RX 570 y RX 580, sobre todo) son ideales para realizar los complejos cálculos necesarios para minar criptomonedas. El precio de estas monedas, como el Bitcoin o el Ethereum es muy volátil, pero también atractivo, sobre todo si podemos poner el hardware a trabajar para que consiga dinero por nosotros (previa gran inversión, claro). De hecho, ya hay tarjetas especiales para esta tarea.

En verano del año pasado se produjo la explosión del minado de criptomonedas y se empezaron a comprar grandes cantidades de gráficas de Nvidia y AMD (la RX 580 estuvo muy cotizada, tanto que llegó a agotarse durante semanas nada más lanzarse) y esto provocó que hubiera escasez de estas gráficas para los usuarios. Además, por las reglas de la oferta y la demanda, las unidades disponibles tenían un precio desorbitado.

Esto fue un problema para los usuarios, quienes demandaban más stock a las empresas, pero las mismas empresas vieron cómo estaban vendiendo tarjetas gráficas a mansalva. Ahora, sin embargo, parece que Nvidia le está viendo las orejas al lobo. Y es que, según diferentes fuentes, parece que el precio de las tarjetas gráficas se está estancando, lo que sugiere una pausa en la demanda de las mismas.

Aún así, según ha declarado el presidente de TSMC (Taiwan Semiconductor manufacturing Company), Nvidia tendrá un aumento de beneficios de entre el 10% y el 15% durante los primeros meses de 2018 gracias al segmento de las criptomonedas, pero, después de ese tiempo, la compañía empezará a revaluar su estrategia.

Más centrados en los usuarios
La caída de la demanda de tarjetas gráficas de consumo para minar moneda provoca que Nvidia, en este caso, empiece a moverse. De momento, ha prohibido a los fabricantes que utilicen sus GPU que promocionen sus tarjetas de consumo como herramienta para minar monedas virtuales. Es decir, Nvidia quiere, de cara a la segunda mitad de 2018, volver a poner el foco en los consumidores en el mercado de videojuegos.

Esto vendría acompañado del lanzamiento de las nuevas tarjetas gráficas (las rumoreadas Nvidia Ampere) que se habrían estado retrasando debido a un periodo de dilatación de la arquitectura anterior gracias al buen estado de forma en ventas hasta ahora.

Ahora bien, ¿por qué los ”mineros” ya no compran tantas tarjetas de consumo? La respuesta está en los circuitos integrados de aplicación específica (o ASIC). Se trata de equipos que cuentan con lo necesario para realizar una función específica y, en este caso, la empresa Bitmain tiene las de ganar. Cuentan con diferentes centros de minado que, aunque suponen una fuerte inversió inicial, son eficientes a nivel de rendimiento y en cuestión energética.

Las granjas de criptomonedas están adquiriendo cada vez más estos ASIC y, por tanto, AMD y Nvidia quieren volver a poner el foco en los jugadores. Sí, las granjas de criptomonedads hizo que pagáramos más por las gráficas de consumo y, al menos según los indicios, parece que los ASIC serán la salvación de los jugones.

Fuente