La radiación de terahertz podría incrementar la velocidad de la memoria RAM por 1000

Recientemente, un grupo de científicos europeos y rusos han presentado los resultados de una investigación sobre las posibilidades de la aplicación de los rayos T en la memoria de los ordenadores. Según indica dicha investigación, la cual se encuentra publicada y disponible en la revista científica Nature Photonics, la aplicación de la radiación de terahertz en los módulos de memoria RAM podría acelerar su velocidad en hasta mil veces.

Y es que cada vez es más evidente que, en ciertos ámbitos, los ordenadores están llegando hasta el límite que les permite la tecnología actual. Por este motivo, cada vez resulta más necesario buscar nuevos enfoques y soluciones que permitan sobrepasar este tipo de barreras y continuar avanzando en el desarrollo tecnológico aplicado.

corsair-dominator-platinum-ddr4-quad-channel-06-740x375

Uno de estos aspectos que más limitado se encuentra actualmente es la memoria y su velocidad, o si somos más concretos, la rapidez con la que las células individuales de memoria pueden ser activadas. Por el momento, esto se realiza a través del uso de un campo magnético externo, e influyendo en él. Y aquí es donde entra la solución propuesta, la cual menciona la posibilidad de utilizar, en su lugar, la radiación de terahertz o rayos T.

terahertz-radiacion-velocidad-memoria-740x391

Los rayos T son un tipo de radiación electromagnética conocida, generalmente, por ser utilizada de forma habitual en los escáneres corporales de los aeropuertos. Según la mencionada investigación, cuando se aplicó la radiación de terahertz a un elemento ferromagnético con baja coercitividad, se cambiaron las características magnéticas de éste de forma mucho más rápida. Teniendo en cuenta estos resultados, se cree que el proceso de restablecimiento de la células de memoria podría incrementarse por un factor de 1000, concluyendo así en la posible creación de una memoria ultrarrápida.

No obstante, aún deberá pasar mucho tiempo hasta que estos experimentos puedan dar lugar a aplicaciones prácticas reales en nuestros equipos. Por el momento, quedan todavía muchas pruebas por hacer en este campo, pero resulta muy positivo conocer que se abren nuevos caminos para poder superar las limitaciones tecnológicas actuales.

Fuente: Elchapuzasinformatico