Hackean WhatsApp y Telegram para demostrar que se pueden leer los chats con facilidad

31

Ni el cifrado de extremo a extremo de WhatsApp, ni la seguridad de Telegram aseguran nada: nuestras conversaciones siguen corriendo peligro y podrían ser espiadas por los ciberdelincuentes, tal y como ha demostrado un grupo de expertos en ciberseguridad.

No obstante, esta posibilidad no se debe a que el cifrado de WhatsApp y Telegram sea débil, sino que se podría hacer sin llegar a descifrar los mensajes. Todo se debe a las vulnerabilidades existentes y conocidas de la comunicación inalámbrica. Es gracias a esas vulnerabilidades que un ciberdelincuente podría engañar a nuestra operadora de telefonía para hacerle creer que su teléfono tiene el mismo número que el del destinatario de los mensajes.

Lo único que tendría que hacer el ciberdelincuente es clonar el dispositivo lo que, eso sí, le obligaría a tener acceso físico al teléfono antes de poder espiar las conversaciones.

Una vez que consiga el código de verificación, el ciberdelincuente no sólo podrá ver las conversaciones en directo, sino que también tendría acceso al historial de chat. No obstante, WhatsApp avisaría a la víctima de que se ha conectado alguien a su cuenta con otro dispositivo.

 

En esta web usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y analizamos las visitas de manera anónima para mejorar nuestros servicios, si tienes dudas pulsa en el enlace Más información antes de pulsar el botón Aceptar.    Más información
Privacidad